Skip to content Skip to footer

Me hice un bypass gástrico y no bajo de peso: 5 razones por las que puede ocurrir esto

Hacerse un bypass gástrico y no perder peso es una de las grandes preocupaciones de quienes se someten a esta cirugía bariátrica, lógicamente, si te haces esta operación, te interesa asegurarte de que conseguirás resultados. 

Como seguro ya sabes, el bypass gástrico es una cirugía bariátrica que ayuda a las personas con obesidad a perder peso al reducir el tamaño del estómago y el intestino delgado. Es un procedimiento altamente efectivo que puede ayudar a las personas a perder entre el 60 y el 80% de su exceso de peso. Pero, ¿y si eso no ocurre?

Es importante tener en cuenta que el bypass gástrico no es una solución a todos los problemas de la obesidad. Es un procedimiento que requiere cambios en el estilo de vida para lograr los resultados deseados.

Si te has hecho un bypass gástrico y no estás perdiendo peso, es importante identificar la causa del problema. Aquí hay cinco razones por las que esto puede ocurrir:

1. No sigues las indicaciones de tu bariatra

El bypass gástrico es un procedimiento complejo que requiere un seguimiento constante por parte de un equipo de especialistas, entre los que se incluye tu cirujano bariatra

Tu bariatra te dará una serie de indicaciones que debes seguir para maximizar los resultados de la cirugía.

Si no sigues sus indicaciones de estrictamente, es posible que no pierdas peso de manera efectiva. Algunas de las indicaciones incluyen:

  • Seguir una dieta saludable y equilibrada.
  • Realizar ejercicio regularmente.
  • Tomar los suplementos vitamínicos y minerales recetados.

Además, recuerda que debes asistir a las consultas periódicas de chequeo para analizar cómo evoluciona tu cuerpo tras la operación y evitar complicaciones.

2. Tu dieta no es la ideal

Una dieta saludable y equilibrada es esencial para la pérdida de peso después de un bypass gástrico. Tu alimentación debe incluir una variedad de alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras.

Si tu dieta no es la ideal, es posible que no estés obteniendo los nutrientes que necesitas para perder suficiente peso. Incluso cabe la posibilidad de que, por tener una mala alimentación, recuperes parte del peso perdido. Por eso es tan importante cuidar lo que comes luego de un bypass. 

Algunas de las cosas que debes evitar en tu dieta incluyen:

  • Alimentos procesados.
  • Alimentos con alto contenido de azúcar.
  • Alimentos con alto contenido de grasa.
  • Alimentos con alto contenido de calorías.

Sin embargo, la dieta es algo que se adapta a tus necesidades, y que tu bariatra definirá con exactitud para que sepas qué comer y qué evitar en tu caso.

El error principal de muchos pacientes es que se enfocan en no consumir muchas calorías cuando realmente lo que se busca es balancear la alimentación.

3. No te ejercitas lo suficiente

El ejercicio es una parte fundamental de la pérdida de peso después de un bypass gástrico. El ejercicio ayuda a quemar calorías y a mejorar la salud en general.

Luego de la operación perderás bastante masa muscular. Si aparte del poco consumo de proteína no haces ejercicios para tonificar el cuerpo, es probable que no consigas los resultados esperados.

Hay que tener en cuenta que los ejercicios deben ser moderados al principio, debes evitar el ejercicio intenso, pues puede causar lesiones.

Algunos bariatras aconsejan hacer natación, cintas de resistencia, utilizar pequeñas pesas, etc.

Lo recomendable es que realices al menos 30 minutos de ejercicio moderado la mayoría de los días de la semana. Siempre con la instrucción de un profesional y bajo la supervisión de tu bariatra.

4. Comes muy rápido o comes menos

Dos vicios bastante malos, comer muy rápido puede provocar que comas más de lo que necesitas.

Después de un bypass gástrico, es importante comer despacio y masticar bien los alimentos. No solo para que tu estómago se resienta, sino para asegurarte de que no asumes un hábito que puede impedir que pierdas peso eficazmente.

Del mismo modo, comer menos no te hará adelgazar más rápido, debes comer específicamente lo aconsejado por el bariatra.

El bypass gástrico ya regula las cantidades que puedes ingerir, así que sentirás saciedad con menos comida, por lo que es innecesario y riesgoso tratar de reducir todavía más lo que comes cada día.

5. Estás volviendo a los hábitos que te hicieron engordar en primer lugar

Si estás volviendo a los hábitos que te hicieron engordar, probablemente no conseguirás la pérdida de peso que esperas. Evitar los malos hábitos que causaron la obesidad es esencial para que estés saludable y para que el bypass gástrico dé resultado.

Salir de una cirugía bariátrica te puede cambiar la vida. Pero no basta con la operación, debes dejar atrás los malos hábitos para garantizar que no solo pierdes peso al ritmo ideal, sino que recuperas verdaderamente tu salud.

El bypass gástrico puede ayudarte a perder mucho peso, y puede ser la respuesta definitiva a tu lucha con el sobrepeso, pero no es una solución mágica. Si quieres que dé resultados tendrás que cuidar tus hábitos y seguir las indicaciones de tu bariatra. Hazlo, y notarás que los resultados valen la pena.

Deja un comentario