Skip to content Skip to footer

Mitos y verdades del bypass gástrico que tienes que conocer

¿Estás valorando realizarte un bypass gástrico, pero oyes muchas cosas que no te terminan de convencer? Cuidado, porque hay muchos mitos en torno al bypass gástrico que te pueden confundir sobre el procedimiento. 

Por eso, en este post, reunimos algunos de los mitos más frecuentes y te los aclaramos para que sepas qué esperar de un bypass gástrico.

Te puede interesar: ¿Cuánto cuesta un bypass gástrico?

1. Adelgazaré demasiado luego de un bypass gástrico

Uno de los mitos más comunes sobre el bypass gástrico es que te hará perder peso de una forma muy drástica, es decir, que adelgazarás más de lo que deberías. Sin embargo, esto no es lo usual en la mayoría de los casos. 

Con el bypass puedes perder alrededor de un 80% de tu exceso de peso, y luego de eso la pérdida de peso se hará más lenta hasta el punto de detenerse en la mayoría de los casos.

Básicamente, no adelgazarás sin control, sino que perderás el exceso de peso, todo junto al seguimiento constante de tu médico bariatra y su equipo, que garantizarán que la pérdida se mantiene dentro del rango normal.

2. Tendré que estar a dieta siempre

Aunque tendrás que cuidar tu dieta después de realizarte un bypass gástrico, a medida que tu cuerpo se habitúe (usualmente al cabo de un año), serás capaz de ingerir cualquier tipo de alimento. 

Solo tendrás que tener cuidado con las porciones y el tipo de comidas que consumas, evitando abusar de las más dañinas (como las comidas muy procesadas o con un alto contenido de azúcar).

Lógicamente, la cirugía bariátrica debe ir acompañada de un cambio en tus hábitos alimenticios, pero eso no implica que tengas que seguir una dieta una vez que tu estómago se haya acostumbrado a los cambios del bypass.

3. Sufriré de problemas estomacales por el resto de mi vida

Aunque es buena idea que tengas claro cuáles son los riesgos del bypass gástrico, es importante aclarar que si te apegas a las indicaciones de tu bariatra, vas a todos tus chequeos médicos y mantienes hábitos saludables, las probabilidades de sufrir de problemas estomacales son muy bajas.

4. Solo con el bypass gástrico perderé todo el peso que quiero

El bypass gástrico puede ayudarte a perder gran parte del exceso de peso, pero no hará todo el trabajo. Si quieres que la pérdida de peso sea óptima, tendrás que cambiar tus hábitos alimenticios y asumir un estilo de vida más saludable.

De esta forma no solo perderás más peso, sino que reducirás las probabilidades de recuperar el peso perdido.

5. Me volveré intolerante a muchos alimentos

El bypass gástrico no te hará intolerante a ningún alimento. 

Luego de la operación, tu sistema digestivo pasará un tiempo habituándose a los cambios de la cirugía. 

Pero, una vez que te hayas recuperado del procedimiento, podrás comer cualquier cosa, siempre que no vaya en contra de las indicaciones de tu bariatra y que comas con moderación.

6. Prácticamente, no hará falta que coma nada para llenarme

Comer porciones muy pequeñas, o dejar de comer con frecuencia es tan dañino como comer más de lo que deberías.

Es normal que luego de un bypass sientas menos hambre y te llenes con más facilidad, pero eso no quiere decir que debes olvidarte de comer o empezar a saltarte comidas. 

Mantener una alimentación saludable y balanceada es parte esencial de tu pérdida de peso, y garantizará que no desarrolles ningún problema de salud a largo plazo.

7. No podré volver a hacer ejercicio

Siempre que tu bariatra te indique que es seguro, puedes empezar a hacer ejercicios de muy bajo impacto un mes después de tu cirugía de bypass gástrico, como por ejemplo, caminatas cortas. 

Al cabo de 2 meses puedes aumentar la intensidad de los ejercicios, puedes realizar actividades como la natación o el ciclismo. 

Ya al cabo de 6 meses, puedes hacer casi cualquier ejercicio, eso sí, con aprobación previa de tu médico. 

8. Me sentiré más débil luego de un bypass 

Si te apegas a las indicaciones de tu bariatra, no te saltas los chequeos médicos y tienes una dieta balanceada con la suplementación adecuada, no hay razones para que te sientas más débil luego de un bypass.

De hecho, la pérdida de peso seguramente hará que te sientas mucho mejor.

9. Apegarme a las indicaciones de mi médico será muy complicado

Todo lo contrario, las indicaciones no son tan estrictas como imaginas, y siempre que no te saltes los chequeos y tengas un bariatra con experiencia, te será sencillo apegarte a estas en tu vida diaria.

10. Podré comer cuanto quiera y no engordaré

El bypass gástrico no es un pase para comer todo lo que quieras sin consecuencias, si no cuidas tus hábitos alimenticios, probablemente no perderás todo el peso que podrías e incluso corres el riesgo de recuperar parte del peso perdido. Por eso es crucial que sigas una dieta balanceada. 

Ahora que hemos aclarado algunos de los mitos más frecuentes sobre el bypass gástrico, puedes hacerte una idea sobre lo que este procedimiento te ofrece.

No obstante, recuerda que para saber si es la cirugía que necesitas, tienes que evaluar tu caso con un especialista, y con eso podemos ayudarte. Contáctanos hoy y te contamos lo que podemos hacer por ti para que pierdas tu exceso de peso de manera definitiva.

Deja un comentario